La microdermoabrasión es un proceso para la retirada de células muertas de la capa más externa de la piel (llamada epidermis), limpia los poros y mejora la tonicidad de la piel.
Se trata de un micropeeling que va exfoliando la piel con diversas intensidades. De esta forma la piel se va puliendo de forma gradual y por capas, provocando una regeneración celular y el incremento en la producción del colágeno.

Después del primer tratamiento las clientes notarán un brillo fresco y saludable y una mejora en la textura de la piel.

Miha Bodytec
INDIBA
CDN Shellac®
Puranic

¿Cuando se debe usar?

  • Piel dañada por el sol
  • Reducción de cicatrices de acné
  • Piel seca o con falta de elasticidad
  • Piel seborreica
  • Pieles envejecidas o cansadas
  • Estrías
  • Reducción de la hiper-pigmentación
  • Manchas de edad
  • Puntos negros y granos de millium
  • Quistes y comedones
  • Poros dilatados
  • Hiperqueratosis

Generalmente se realizan 5 o 10 sesiones para obtener mejores resultados. Cada sesión dura aproximadamente entre 15 y 45 minutos.

La microdermoabrasión no requiere cuidados especiales. Se trata de un procedimiento indoloro que en ocasiones puede provocar un leve enrojecimiento o dejar la piel algo tirante, pero desaparece horas más tarde.

A través de éste tratamiento su piel se verá más suave, joven, tersa y limpia dando como resultado un mejor aspecto, un tono parejo en la piel y manchas menos visibles